16 de marzo de 2014

Fórmula 1, GP de Australia 2014 - Carrera


Y se apagó el semáforo, largó la temporada de Fórmula 1. Vaya campeonato mundial nos espera.
Todos los años hay algunas dudas al comienzo, en las primeras carreras, pero esta vez los cambios son muy radicales y las cosas parecen más inciertas que nunca.

Aparentemente en 2014 las cosas dependen mucho más de los pilotos pero a su vez, estos están sujetos a los caprichos de las mecánicas de sus bólidos. Todos dicen que hay que ir rápido, pero sin correr demasiado. Hay que economizar combustible y aun así intentar ganar.

La carga aerodinámica es menor que en el curso pasado por lo que los coches van más “sueltos” y livianos, con menos peso de carburante y mayor torque en el eje trasero. Los pilotos de pies pesados no tendrán opciones.

Y hablando de “pies pesados”, no hay mejor ejemplo que el del atolondrado de Kamui Kobayashi, que habrá estado viendo demasiadas películas de kamikazes y apenas se dio la largada del Gran Premio se paró sobre el acelerador de su Caterham y no se detuvo hasta empotrarse contra el Williams de Felipe Massa, arruinando la carrera de ambos.

Esperemos que para el próximo GP le pongan los frenos al coche de Kamui

Antes de largar todos presumían que habría muchos abandonos y efectivamente así fue. Esto es algo que en una categoría tan compleja como la F1 debería ser común pero no la norma. Frecuente pero no demasiado reiterado. Hasta dos coches por carrera no sería preocupante pero más de seis sí.

Si basándome en los resultados de hoy, tuviera que comprar una escudería elegiría a McLaren. Los de Woking terminaron con ambos coches en el podio, demostrando que los motores V6 Mercedes son de entrada los mejores de la parrilla y contaron con el sorprendente talento de Magnussen y la experiencia de un tibio pero finalmente eficaz Button.

El ganador del GP de Australia fue Nico Rosberg en su flamante y veloz Mercedes F1-W05… pero cuidado porque en el mismo coche montaba el poleman de hoy, nada menos que Lewis Hamilton y su propulsor dijo basta a los pocos giros de iniciada la carrera. El equipo alemán está teniendo dificultades en cuanto a fiabilidad y eso puede representar un precio demasiado alto en puntos de campeonato de no solucionarse a la brevedad.

Casi lo mismo pero con ciertos matices le ocurre a Red Bull y su RB10. Es innegable el incipiente talento de Daniel Ricciardo, pero la diferencia de todo el fin de semana con su compañero de equipo, el inigualable tetracampeón mundial, niño maravilla y fenómeno portentoso de las pistas… Sebastián Vettel.
Pues parece que el aspirante a sucesor del verdadero Kaiser de la F1, Michael Schumacher, no está pasando por su mejor momento y el coche no le responde como solía hacerlo o él no sabe entenderlo como debería. El caso es que mientras Ricciardo ayer peleaba la pole y hoy la victoria, Vettel se iba a casa temprano los dos días seguidos.

El "niño de oro" ya no sonríe... ¿se le habrá roto el juguete?

Y para peor, de mal humor y con modos que no tenía cuando ganaba todo. Es eso que llamo carisma y que muchos se enojaron porque dije que el niñato germano carecía de él.
Antes de retirarse del circuito Vettel no dejo de maltratar a un periodista curioso por el pobre desempeño de su coche. No quiero imaginar cómo se pondrá cuando descubra  que este año no habrá trofeo grande.
Mientras escribía esta entrada me enteré de que Ricciardo, quien finalizó segundo la carrera de hoy, fue descalificado por los jueces al incumplir la normativa de la FIA respecto al peso máximo de combustible permitido para esta temporada. El informe técnico dice lo siguiente:
Durante la carrera, el coche número 3 ha superado de forma constante el flujo máximo de gasolina permitido, que es de 100kg/h, por lo que no ha quedado otra opción que excluir al piloto de Red Bull de los resultados de carrera.
Es muy pronto para hablar de trampas o intencionalidades y creo que probablemente se trate de un fallo técnico, sin embargo habrá que estar atentos a lo que hagan (también este año) los del equipo austriaco de la bebida energética. Sólo lo lamento por el propio Ricciardo que aparenta ser un tío muy enrollado además de buen piloto.

Ricciardo tiene la calidad y el carisma, las victorias "legales" ya llegarán.

Ferrari lo hizo bien, discretamente pero bien. El objetivo de la fecha según plantearon en el seno del equipo era acabar los 57 giros con ambos coches en la pista y así lo hicieron, y en los puntos además. No hubo maniobras espectaculares ni remontadas épicas pero sí una sólida consistencia, que para el momento actual vale mucho más.
El pilotaje de Fernando Alonso fue espectacular en cuanto a regularidad, paciencia y ritmo. El asturiano no cometió errores y solo se dedicó a seguir el ritmo de su coche con perfección quirúrgica.
Kimi Räikkönen también tuvo una gran actuación pero se mostró algo más incómodo al mando de su F14T (Fiat en escritura LEET). El finlandés tuvo algunas salidas de pista sin consecuencias mayores y protagonizó más de una bloqueada que le hicieron perder el ritmo, sin embargo el balance general fue positivo para la casa italiana.

Trabajando juntos, en equipo y en orden: el #14 delante y el #7 detrás

Williams me sorprendió positivamente. A pesar del desafortunado incidente de Massa en la primera curva, el coche restante, el de Valtteri Bottas, demostró que el legendario equipo inglés por donde pasaron pilotos como Nigel Mansell, Damon Hill, Nelson Piquet, Keke Rosberg, Jacques Villeneuve, Alain Prost o Ayrton Senna, ha podido este año reanudar el camino correcto, el que puede acercarle a los puntos, los podios y las victorias.
Y mejor aún, creo que Bottas se ha convertido en el piloto del día a pesar de haber acabado 5º y casi quedar fuera de carrera al destrozar un neumático trasero contra un muro. El joven finlandés protagonizo los mejores (y casi los únicos) adelantamientos de la jornada, con un pilotaje agresivo y espectacular. El coche estuvo a la altura y hubiera querido ver que ocurría si Massa seguía en pista. No faltará oportunidad.

Mucho más no he podido sacarle al primer GP de 2014. No me sumaré a la polémica sobre si los coches suenan peor o mejor o las nuevas normas son esto o aquello. Considero que lo único importante es que haya igualdad y transparencia para que podamos ver carreras emocionantes, lo demás son solo palabras y como tales se las lleva el viento.




En dos semanas llegará el Gran Premio de Malasia, allí veremos si los equipos y pilotos han aprendido algo hoy y si han podido mejorarlo.

Debajo las posiciones finales del GP de Australia 2014.







15 de marzo de 2014

Fórmula 1, GP de Australia 2014 - Clasificación


El tiempo sin Fórmula 1 siempre es demasiado tiempo, pero afortunadamente ya pasó y la categoría reina del automovilismo ha vuelto.

2014 se estrena este año en Melbourne una vez más, pero con muchos cambios respecto a la temporada anterior, tanto en lo técnico como en la reglamentación. No voy a detenerme a analizar estos cambios ahora y como es lógico, estoy más de acuerdo con algunas cosas que con otras, pero lo cierto es que me parece que el resultante es positivo.

El año pasado acabó con muchas controversias sobre reglamentaciones, el dominio casi tiránico de un equipo sobre los demás y rumores de todo tipo sobre la limpieza de las normas, equipos, pilotos y coches. Yo me adherí a la polémica y quienes lean Arcanastu conocen de sobra cual era mi posición.

Hamilton, Rosberg y Ricciardo, felices de posar para la primer pole del año

Para la actual temporada me parece que se ha puesto foco en evitar estos “malos entendidos” y se ha aumentado la proporción del piloto en el cóctel que define el resultado. Los verdaderamente buenos podrán demostrarlo sobre la pista y quienes no lo sean tanto quedarán en evidencia más que antes. Esto realmente me gusta. Que los coches sean absolutamente nuevos e imperfectos añade esa dosis de azar que ya casi había desaparecido en los últimos años.

En la Qualy de hoy vimos algo de esto y algunas cosas quedaron claras, al menos en primera instancia.
No tengo intención de reabrir viejas polémicas ni meter el dedo en la llaga, pero teniendo en cuenta lo que llevamos de fin de semana (3 sesiones libres y la clasificación), un par de cosas me quedaron claras:

1º “Kimi, Fernando is faster than you”… (y trata mejor al F14T)

2º “Seb... RIC no es WEB y también es faster than you

En cuanto a la primera observación, debo decir que respeto mucho a Kimi Räikkönen como piloto y aunque no tuvo por el momento un buen inicio de temporada, creo que está por encima de Massa como piloto y puede ser un escudero mucho más eficaz para Fernando Alonso. Sí, he dicho escudero, porque está claro (al menos para mí) que quien será el encargado de portar la lanza en Ferrari será el bicampeón asturiano.
Mucho se ha escrito en estos meses sobre una posible, eventual, hipotética (y hasta deseada por algunos) mala relación entre los pilotos de la Scuderia, sin embargo eso ocurriría si las cosas no estuvieran claras en el equipo. No imagino a Ferrari dejando algo tan importante liberado al azar. Las cosas en Maranello se habrán puesto claras, las sepamos el resto de los mortales o no.


Acerca de lo de Vettel. Bueno, que puedo decir. Me ha alegrado el día. No porque le desee el fracaso a uno u otro, sino porque su actuación (y posterior actitud) dan la razón a miles de conocedores de la Fórmula Uno que no se dejaron engañar por el espejismo de un demasiado fotogénico niño mimado germano montado en un Scalextric pilotado a control remoto desde el templo Red Bull.

Señores, pienso que Vettel no es bueno. Creo que es un mediocre pero con la increíble suerte de haber estado en el lugar justo en el momento indicado.
Vaya, hoy quedando fuera en la Q2 mientras su “novato” compañero de equipo peleaba la pole position hasta el último segundo, Seb habrá comprendido que los dioses teutones dejaron de sonreírle. Ni el mismo debe saber por qué.

"Y si para la próxima me traigo el RB9 del año pasado..."

El equipo Red Bull ha tomado una excelente decisión cambiando un viejo “canguro” por un joven “cangurito”. Los australianos, Webber y Ricciardo, vieron la cara de sus parteras con 13 años de diferencia, pero el mayor hace rato que perdió el “hambre” y sin esa motivación es mejor no dedicarse a la F1. El joven tiene un gran talento sumado a unas descomunales ansias de victoria. El resultado lo vimos hoy.

Alonso () y su todavía indómita F14T dieron una imagen positiva, con muchos interrogantes y dudas, pero seguramente, como las de todos los pilotos. Fernando siempre demuestra estar un poco más arriba del límite de su coche y esa pequeña diferencia, en un deporte donde las milésimas de segundo cotizan como el oro, marca la diferencia entre un campeón y la cola del pelotón. Tengo fundadas esperanzas de verle coronarse tricampeón al final del presente curso.


Los motores Mercedes aparentan ser los que mejor se adaptaron a los cambios de este año, principalmente  en los coches de Hamilton (pole) y Rosberg (). Los McLaren también parecen sólidos en lo que a mecánica se refiere; respecto a los pilotos, Magnussen () pasó por encima a Button (10º), pero todos sabemos que Button es el nuevo Webber. Quizás el año próximo se encuentren en Le Mans.

Me alegraría mucho que Williams recupere aunque sea un poco de su gloria pasada y por lo poco que vimos hasta el momento esto podría no estar tan lejos este año. Massa () y Bottas (15º, penalizado con 5 posiciones por cambiar la caja) no reflejan en sus posiciones finales de parrilla el buen desempeño que tuvieron durante el resto de las sesiones, sin lluvia de por medio.

Lotus… sigue Lotus?... pagaron lo que debían a Kimi?

Ya es mucho lo que he hablado para lo poco que se ha podido ver aun. Mañana (3AM en Argentina) empieza lo bueno de verdad, eso esperamos.

Debajo, la parrilla de largada para el GP de Australia 2014.








8 de marzo de 2014

"Che" Guevara: 10 pensamientos detrás de la máscara.


Remeras, banderas, medallas, afiches y llaveros con la cara del “Che”. La incoherencia de este merchandising capitalista pretendiendo hacer apología del anti-capitalismo son nada más que la punta del iceberg del comunismo.

Pero tan nefasta como es aquella ideología lo son también sus líderes, iconos y ejemplos. Tan falsos como son sus ideales lo son sus promotores. Generalmente aristócratas tan aburridos de la abundancia que les rodea y del onanismo mental proveniente de su eterno ocio que deciden buscar emociones fuertes en el idealismo utópico. A cualquier precio.

Pero importante sería puntualizar que si bien muchos comunistas acérrimos provienen de cunas de oro, nos son ellos quienes construyeron dichas fortunas sino sus ancestros. Estos parásitos de sueños enfermos sólo se ocupan retorciendo sus propias mentes y las de muchos otros románticos fantasiosos, generalmente jóvenes, engañados con un mundo que jamás verán.

Tal es el caso de Ernesto Guevara. Proveniente de una familia de clase alta argentina, de rica educación, se recibió de médico. El rugby fue una de sus pasiones de juventud y lo practicó en el “San Isidro Club”, donde se codeó con la aristocracia porteña. Sin embargo, parece que tenerlo todo fue el detonador de la locura de este asesino psicópata.

No es mi intención desmenuzar su biografía, algo que ya hicieron mejor que yo miles de escritores y abunda bibliografía al respecto. Pero lo que no suele ser tan pregonado como su “supuesta” campaña revolucionaria, es la verdadera personalidad monstruo oculto bajo la boina y la bandera roja.

El Che está muy lejos de ser un honesto combatiente de la libertad. Se le conocía como “El Carnicero de la Cabaña”, y por ordenar la ejecución de cientos de personas sospechadas de traición a la ideología comunista. Disparaba sin juicio previo, y prefería ser él mismo quien realizaba las ejecuciones.

Luego de la conquista de Cuba, Guevara encarceló a los homosexuales, ordenó la ejecución de disidentes políticos, restringió con suma dureza la prensa independiente, trató de prohibir el rock and roll (¿¿wtf??) y condujo a la economía cubana a la quiebra (algo normal para cualquier dirigente argentino).

Ya de muy jóven muchos de sus amigos le conocían por su acentuado racismo, y por el hecho de que rara vez se bañara, echando la culpa a su asma. En repudio a la inmerecida popularidad de este oscuro personaje entre los jóvenes anti-sistema, muchas organizaciones a nivel mundial han comenzado a poner carteles con citas del guerrillero bajo el título: “¿Quién lo dijo: el Che o Hitler?”.  Obviamente, todas las citas, elegidas por su barbarie, corresponden a Ernesto “Che” Guevara.

Aquí debajo reproduzco algunos de los no tan célebres pero muy reales pensamientos de este noble luchador de la libertad:

1. “Los jóvenes deben abstenerse de cuestionamientos ingratos de los  mandatos gubernamentales. En su lugar, tienen que dedicarse a estudiar, trabajar y al servicio militar.”

2. “¡Los jóvenes deben aprender a pensar y actuar como una masa. Es criminal pensar como individuos!”

3. Durante la crisis cubana de los misiles en octubre de 1962, el Che apoyó a Fidel Castro en la confrontación nuclear con Estados Unidos. Sin embargo se decepcionó cuando el premier ruso, Nikita Khrushchev decidió retirar los misiles, ante la amenaza de una guerra nuclear. En declaraciones al reportero británico Sam Russell del periódico socialista Daily Worker aseguró:
“...si los misiles hubiesen permanecido (en Cuba), los hubiésemos utilizado contra el mismo corazón de los Estados Unidos incluyendo a Nueva York. Nunca debemos establecer la coexistencia pacífica. En esta lucha a muerte entre dos sistemas tenemos que llegar a la victoria final. Debemos andar por el sendero de la liberación incluso si cuesta millones de víctimas atómicas.”

Guevara y Castro en tiempos de juventud y barbarie compartidos.

4. “Hay que acabar con todos los periódicos. Una revolución no se puede lograr con la libertad de prensa.”
Esta es sin lugar a dudas una de las ideologías favoritas de muchos presidentes populistas latinoamericanos, como Hugo Chávez, Nicolás Maduro y la mandataria argentina Cristina Fernández de Kirchner.

5. “Para enviar hombres al pelotón de fusilamiento, la prueba judicial es innecesaria. Estos procedimientos son un detalle burgués arcaico. ¡Esta es una revolución! Y un revolucionario debe convertirse en una fría máquina de matar motivado por odio puro.”

6. “¡El odio es el elemento central de nuestra lucha! El odio tan violento que impulsa al ser humano más allá de sus limitaciones naturales, convirtiéndolo en una máquina de matar violenta y de sangre fría. Nuestros soldados tienen que ser así.”

7. El racismo de Che se hace evidente en estos comentarios en su diario de viaje:
“Los negros, esos magníficos ejemplares de la raza africana que han mantenido su pureza racial gracias al poco apego que le tienen al baño, han visto invadidos sus reales por un nuevo ejemplar de esclavo: el portugués.  El desprecio y la pobreza los une en la lucha cotidiana, pero el diferente modo de encarar la vida los separa completamente.”

8. “…el negro indolente y soñador, se gasta sus pesitos en cualquier frivolidad o en ‘pegar unos palos’ (emborracharse), el europeo tiene una tradición de trabajo y de ahorro que lo persigue hasta este rincón de América y lo impulsa a progresar, aun independientemente de sus propias aspiraciones individuales.”
En la película “Diarios de Motocicleta” omitieron esta observación incómoda del diario del Che.

Che-Maradona: Mentes maquiavélicas que conquistan descerebrados para esparcir su ideología.

9. El 18 de febrero de 1957 el guía campesino Eutimio Guerra, fue acusado de pasar información al enemigo y enjuiciado por los rebeldes, que lo condenaron a muerte. A la hora de la ejecución, sus compañeros no podían decidirse a pasarlo por las armas, y fue entonces cuando el Che se adelantó y extrajo su pistola matando de un disparo en la sien a Eutimio: Luego describió en suceso en su diario de la Sierra Maestra:
“…acabé el problema dándole en la sien derecha un tiro de pistola [calibre] 32, con orificio de salida en el temporal derecho. Boqueó un rato y quedó muerto. Al proceder a requisarle las pertenencias no podía sacarle el reloj amarrado con una cadena al cinturón, entonces él me dijo con una voz sin temblar muy lejos del miedo: ‘Arráncala, chico, total…’ Eso hice y sus pertenencias pasaron a mi poder.”
Posteriormente Che escribirá en su Diario:
“…ejecutar a un ser humano es algo feo, pero ejemplarizante. De ahora en adelante aquí nadie me volverá a decir el saca muelas de la guerrilla.”

10. En una carta a su padre refiriéndose a dicha ejecución escribe:
“Tengo que confesarte, papá, que en ese momento descubrí que realmente me gusta matar.”


Fuente:
The Libertarian

Traducción original:
The Canal





5 de marzo de 2014

Como duele...


Era lo suficientemente pequeña como para entender por qué tenía que soportar el dolor que le provocaban los tirones, cada vez que las enfermeras entraban sorpresivamente a su habitación de aquel viejo hospital, para cambiar las gasas. Había que cambiarlas, la herida era muy grande y su cuerpito muy pequeño. Las cintas que sostenían las gasas tenían un pegamento que se adhería a la piel casi como formando parte de ella. Era un dolor soportable para un adulto, pero insostenible para aquella niña que de un día para otro se vio durante días en la cama de un hospital. Estaba cansada.. y algo triste. Era mucho mejor estar en su casa jugando con las muñecas, ir a tomar un helado, disfrazarse o jugar en el parque.
A todos alguna vez les había tocado de cerca. Pero esta vez no escuchaba historias ajenas, era la suya la que movilizaba lo más profundo de su corazón. Lo había perdido para siempre, y no había habido una última oportunidad de mirarse a los ojos, de decirse lo que sentían. Ya todo sería un recuerdo… o muchos recuerdos. La noche en que su padre le regaló las estrellas, las cosquillas seguidas de muchas risas, los abrazos y los juegos. Ya no habría otra oportunidad, es que no sé por qué siempre creemos que habrá tiempo para todo. Pero no. A veces no lo hay y duele.
Cuando parecía tocar el cielo con las manos, cuando creyó que verdaderamente era una persona privilegiada por que la vida le sonreía (y eso no pasaba a todos los que estaban a su alrededor), cuando nada más necesitaba porque todo lo tenía… ahí, justo en ese preciso momento, todo se derrumbó. Miles de edificios le cayeron encima, y bajo los escombros asomó después de varios años. Fue lento.. muy lento. A decir verdad, creía que nunca lograría salir de allí, era mucho peso el que tenía que soportar, era tan fuerte el dolor que vencía todos sus intentos de salvarse. Fue asomando muy de a poquito, casi sin darse cuenta de que finalmente lo lograría.
Era la persona más entera que jamás había visto. Siempre erguido, lúcido, activo. Por momentos demostraba cierta dureza que desenmascaraba con pequeñeces que escondían grandes acciones. Claro que nada podía sucederle, era el más fuerte, el que todo lo podía, el que siempre estaba allí, donde lo necesitaban. No le agradaban los elogios ni los agradecimientos, prefería evadirlos con un aire de indiferencia, a pesar de merecerlos. Todo parecía casi perfecto a su alrededor. Era casi imposible sentirse débil a su lado.  Pero esta vez había decidido entregarse, dejar de ser un gladiador. Este dolor que invadía su cuerpo no se encontró con un guerrero. Ese dolor que lo acompañó hasta el último minuto sin que nadie le abriera la puerta.
Era la última vez que podría sentirlo de ese modo. Sabía muy bien que no tendría más hijos. Sus dos primeros partos fueron con epidural, lo que alivió mucho el dolor de las contracciones, pero dejó en ella esa rara sensación de no haber sentido todo lo que esperaba. Si no lo intentaba en esta oportunidad, nunca lo sabría. Estaba decidida a experimentar. “¡Parirás con dolor!”… alguna vez se había reído de esa frase, diciendo que ella tuvo a sus hijos casi muerta de risa.. Y era real, pero también era real que sentía que algo le faltaba saber. Cuando se acerco la fecha lo conversó mucho con su pareja, y finalmente decidió intentar ser fuerte para soportar el dolor que luego se transformaría (muy rápidamente) en el placer más grande de la vida. Pudo soportarlo, pudo vivirlo y sentirlo.
Estas historias seguramente serán reales, en mayor o menor medida, para muchos de quienes lean este post. Historias que hablan de la parte no tan bella de la vida, que debe soportar el ser humano. El dolor siempre aparece en sus distintas manifestaciones.
Es bastante traicionero, por lo menos así yo lo creo. Cuando parece que todo está sobre rieles, aparece. Nunca estamos preparados para eso, a nadie le gusta el dolor físico ni que se hieran sus sentimientos. Aprendemos sobre la marcha a soportarlo, a llevarlo con nosotros y a deshacernos de él ni bien podemos hacerlo.
Aunque cueste creerlo, hay dolores que no son físicos, pero que duelen más que si lo fueran. La traición, la decepción, la muerte de un ser querido.. Cuando nos toca de cerca, primero nos invade, nos intenta destruir y luego podemos ponerlo en su lugar, en algún lugar para observarlo, analizarlo y buscar la forma de vencerlo.
El dolor físico, hay que vivirlo realmente para hablar con objetividad. Existen miles diferentes. Me pregunto por qué decimos que el ser humano es tan perfecto. Si realmente lo fuera, todos sus engranajes tendrían que funcionar a la perfección mientras tenga vida. Pero es así, con algunas fallitas que traen a veces consecuencias algo dolorosas.
Por suerte parece que entre tantas fallas, tenemos algo a favor que se llama “fortaleza” y es la que nos ayuda a superar momentos difíciles que sin ella, no podríamos tolerar. La fortaleza no tiene forma, no tiene color, es invisible hasta que la necesitamos. Todos la tenemos. Si aún no la encontraron, busquen bien, revisen todos los rincones, bolsillos, cajones, bolsos, que por allí estará aburrida, esperando a que la llamen para acudir en nuestra ayuda.
El dolor se tolera y se supera con fortaleza, con voluntad y ganas de seguir. Muchas veces el amor y la cercanía de seres queridos, una mano en el hombro o una medicina pueden ayudar a aliviarlo también.
Todo esto me hace pensar que a veces cuando no hay un dolor que nos aqueje, estamos molestos o insatisfechos con cosas que no valen la pena. De eso nos damos cuenta solo cuando algo nos duele de verdad. Mejor no esperar, la vida pasa muy de prisa y como leí por ahí… “La vida es el único regalo que no recibirás dos veces”.

Si te duele, es porque todavía estás vivo

Aclaración: cualquier parecido de las pequeñas historias aquí narradas con la realidad, puede que no sean mera coincidencia..







27 de febrero de 2014

Adiós amigo Dexter


Hoy es un día triste para mi familia ya que acabamos de despedir a nuestro gatito Dexter. Quien haya tenido una mascota querida sabrá que se trata de un momento difícil de asimilar.

Dex nos acompañó durante poquito más de tres años, desde que era prácticamente un bebé, pero no tuvo mucha suerte en lo que respecta a su salud y siendo aún adolescente tuvo problemas de obstrucción urinaria, algo relativamente frecuente en felinos machos.

Uno de sus lugares de siesta favoritos al llegar a casa
Nació en Gualeguaychú, provincia de Entre Ríos a fines de 2010 y desde que lo trajimos a casa nos brindó todo su cariño, travesuras, juegos y cosas que solo quien haya vivido con un gato puede conocer. Lejos de esa reputación misteriosa y distante que precede a los gatos, Dexter fue un miembro de nuestra familia que supo ganarse el amor de todos. Era de verdad muy bueno, tanto que hasta nuestra pequeña hijita de dos años podía tirarle de las orejas y la cola sin que Dexter atinara a lastimarla.


Su nombre deriva directamente de la serie de TV del mismo nombre y su “fechorías” incluían acechar, cazar y desmembrar cualquier insecto que se le cruzara. También jugaba a ser un león en la sabana africana acechando algún pájaro. Cosas de gatos.

Su última proeza fue salir premiado como foto del mes en la edición de enero 2014 de la revista MUY Interesante (edición argentina). Posó casi intencionalmente con su elegante porte felino sobre el tejado de nuestra casa y eso le valió para quedar inmortalizado en las páginas de esa conocida publicación.


Entiendo que toda esta información puede ser trivial para la mayoría pero no para mí ni para mi familia por lo que deseaba compartirla con quienes puedan entenderme.

Gracias Dexter por haber vivido con nosotros.





29 de enero de 2014

Me gusta la lluvia...


Me gusta la lluvia, no sé bien por qué. O sí lo sé. Siempre me gustó.
Por lo general, el sonido y el aroma que traen consigo los días lluviosos, me traen agradables recuerdos.

Mi dormitorio lindaba con un pequeño patio de aireación, que estaba techado con un toldo de fibra de vidrio. Tenía una puerta que daba a él. Cuando llovía el ruido era infernal, quien no viviera allí, seguramente no podría entender cómo hacíamos para soportarlo. Y yo que estaba tan cerquita, disfrutaba como si fuera una bella melodía. Cuando lloviznaba era como una canción de cuna, muy suave.. A medida que la lluvia se hacía más intensa, el sonido comenzaba a tomar fuerza, hasta que en algún momento parecía que el toldo se vendría abajo. Me gustaba escuchar ese sonido, sentir ese olorcito a lluvia, sentirme protegida frente a  algo que sonaba casi, casi peligroso, acurrucarme y esperar disfrutando, que pase.

La lluvia me trae también nostalgia y recuerdos de los veranos en Parque Camet.  Allí pasé todas las vacaciones en mi infancia. Está en las afueras de Mar del Plata, una ciudad balnearia que se encuentra sobre la Costa Atlántica, en Argentina.

Mis abuelos tenían una casa con mucho parque, algo que no tenía en Rosario en el lugar donde yo vivía.
Allí lo más sorprendente a mis ojos y a todos mis sentidos era la naturaleza.

Cuando llovía, veíamos a través de dos grandes ventanales, un espectáculo maravilloso... Cierro los ojos y siento aún hoy, el aroma a tierra húmeda, las gotas que con el viento mojaban mi cara estando sentada con mi abuelo en la galería observando la lluvia, en silencio. Recuerdo el asombro frente a aquel cielo color naranja que asomaba entre los árboles cuando regresaba la calma, recortando sus siluetas de manera perfecta.

Recuerdo la alegría de volver a jugar en la vereda cuando la lluvia cesaba, pasar con la bicicleta sobre los charcos, abriendo las piernas en el aire, sintiéndome libre y feliz a la vez.


Algo que me deslumbraba era ver tan de cerca, aquello que en mi casa solo veía en documentales o fotos de revistas.. Las plantas humedecidas con las gotas de lluvia. Me daban una sensación de frescura, de alegría…

Me gusta mojarme con el agua de lluvia y ver sus gotas dibujadas en el suelo. Imagino que al caer va limpiando el aire para que luego, cuando salga el sol, todo se vea más lindo.

Ahora, después de muchos años, vivo en un lugar en el que tengo dos grandes ventanales. Cuando llueve, me gusta mirar a través de ellos. Observar como bailan las hojas de los árboles, sentir al viento soplar sin miedo y escuchar su canto.

Hoy llovió, con intensidad y como siempre, apenas cayeron las primeras gotas exclamé en voz alta: ¡Qué lindo! ¡Me encanta que llueva! Lo demás, todo eso que pasa por dentro mío cada vez que el cielo baña a la tierra, es lo que les conté aquí.





Me gusta la lluvia, me trae lindos recuerdos…





25 de enero de 2014

Fidelidad, la primera regla.

Por estos días se han escuchado en los medios algunas noticias faranduleras referidas a supuestas “infidelidades” hacia sus esposas, de personajes tan populares como el presidente de Francia,  François Hollande  y el presidente de Estados Unidos,  Barack Obama.
No voy a ahondar en detalles que fácilmente pueden leer por internet quienes deseen ineriorizarse sobre lo acontecido en ambos casos pero sí me voy a detener a pensar en la  fidelidad como virtud.

La  fidelidad frecuentemente se refiere a las relaciones de pareja, en las que sus integrantes esperan casi siempre esa máxima muestra de amor. Buscando una definición, encontré esta: “La fidelidad es un valor moral que faculta al ser humano para cumplir con los pactos y compromisos adquiridos. Es entonces el cumplimiento de la palabra dada”.
Pero yo creo que es un tema más complejo aún, que la fidelidad tiene que ver con muchas otras cosas también.
Si actuamos “correctamente” sin afectar de manera negativa a otros, cumpliendo todas nuestras promesas, podría pensarse que somos personas “correctas”, que actuamos de buena manera, es decir, que somos buenas personas.

Mmmm.. me quedan muchas dudas de ello, creo que ese no es el parámetro que define si una persona es buena o no. Creo que lo que mejor define a alguien es la lealtad con su propia esencia.
Fidelidad a lo que pensamos, a lo que sentimos. Fidelidad a nosotros mismos. 
Ser auténtico es ser fiel a lo que verdaderamente somos. Si somos fieles a nuestra esencia seremos personas honestas.

No puedo entender cómo hay gente que dice una cosa y en su vida actúa opuestamente a eso que pregona. Está lleno de estos ejemplares, no hace falta recorrer mucho para darse cuenta.
La sociedad actual incita permanentemente a que actuemos de determinada manera, en la forma de vestir, en los lugares a los que frecuentar, en qué cosas “debemos” tener sí o sí para que nuestra vida sea feliz o cómo debemos actuar para ser listos.
Si somos fieles a nosotros mismos creo que no necesitamos que nos indiquen lo que tenemos que hacer ya que nuestras elecciones estarán guiadas por nuestros propios gustos y deseos. Probablemente seremos fieles a nuestros amigos, los elegiremos porque sinceramente deseamos estar con ellos. Seremos fieles a nuestra pareja, porque sabremos que es esa persona con la que deseamos compartir nuestra vida.
Seguramente tiene su costo, quienes no actúan así, se incomodan mucho con quienes logran este modo de vida, ya que de alguna manera puede poner en evidencia que ellos carecen de esta virtud.

No es fácil en una sociedad en la que las apariencias, el “qué dirán”, el consumismo y las cabezas huecas brillan por su presencia, pero tampoco es imposible.
Creo que de eso se trata la “fidelidad”, de seguir el latir de nuestro corazón y principalmente actuar siempre con honestidad.

Me pareció curioso al buscar en la web información sobre la fidelidad, que gran parte de lo que encontré se refiere a la fidelidad animal, en especial de los perros y no tanto a las personas. Ya que siempre tuve perro, sé de qué se trata, pero me quedo pensando que al final buscamos y encontramos en nuestras mascotas lo que tanto cuesta encontrar en los seres humanos.








10 de enero de 2014

Vídeo promocional Formula 1, Temporada 2014


Bueno, llevo varias semanas sin escribir aunque siempre cerca de Arcanastu. Esta vez motiva mi post el excelente vídeo de promoción para la Fórmula 1 de 2014.

Al verlo se encendió el combustible de alto octanaje que llevo en las venas y me vinieron a la memoria los momentos más memorables de este deporte que me hicieron fanático de por vida.

Aparecen los auténticos grandes, los titanes de la F1 que con limitados recursos técnicos y económicos brindaron sus vidas a esta pasión. Para un fan como yo este video no tiene precio y puedo verlo cientos de veces sin pestañear. Una maravilla.

Estos poco más de dos minutos y medios resumen toda la carga motiva que un verdadero seguidor de este deporte siente en cada largada, en cada clasificación, en cada curva y con cada incidente de carrera. Es un deporte sanguíneo, no apto para frivolidades. El circo es para vender, para los que no saben, para los que quieren “la foto”. Yo lo vivo con pasión, a puertas cerradas, sin flashes.

Sólo el final no es acorde a mis gustos deportivos actuales, pero es parte de la actualidad del automovilismo.

Disfruten.






30 de diciembre de 2013

Baila, siempre baila!


La energía  brota y se hace danza…
Danza sin reglas, sin técnica, sin coreografía establecida.

Cuando nuestro cuerpo se pone en movimiento motivado por una melodía, podemos expresarnos con todo lo que somos. No importa el lugar, la edad que tengamos, ni siquiera si somos verdaderamente ágiles. Solo importa que sentimos un deseo de combinar música y cuerpo que se transforman en una danza.

Bailar es algo primitivo, que identifica a los pueblos, establece códigos, y permite expresarse y comunicarse.
¿Quién no comienza a moverse de manera natural al escuchar una melodía? Creo que quienes no lo hacen es porque reprimen algo de sí mismos.

Aprender algún estilo de danza con disciplina implica un compromiso. Yo lo hice por varios años, apasionadamente. Pero hacerlo como disciplina implica una entrega de tiempo y esfuerzo que de alguna manera hace que renunciemos a otras cosas, así que con un gran duelo de por medio, elegí relegar la danza…

Durante muchos años solo bailé en fiestas, casi obligadamente. Pero jamás murió en mí esa niñita bailarina. Estaba siempre allí, esperando el momento.
Nunca más pisé un “estudio de danzas”, pero poco a poco y gracias a que en casa escuchamos frecuentemente todo tipo de música, mi cuerpo comenzó de nuevo a dejarse llevar tomando vida y movimiento.

Cuando sientas ganas, no detengas tus deseos, déjalo salir. No importa la mirada de los demás, el que se anime a criticar es porque muere por ser tan osado como tú, alguien que quisiera ser invisible para poder moverse al compás de la música sin inhibiciones y sentir el placer de bailar.

Baila… siempre baila.. Aunque los años que lleves encima creas que son muchos, aunque nunca lo hayas aprendido profesionalmente, aunque los “inhibidos” se rían de ti, aunque nadie te acompañe en esta dicha de ponerte en movimiento..  Siempre hay uno que es el primero, verás como poco a poco se van contagiando de tu expresión de libertad.

Baila… siempre que lo desees, , muévete, deja que tu cuerpo haga hasta lo que parezca ridículo si así deseas hacerlo, siente la música trepando por tus venas hasta recorrerte entero.

Baila… porque bailando podrás mostrarte de otra forma, sin palabras, con la energía del movimiento hecho danza.

Baila… no tengas miedo ni vergüenza, disfrútalo cada vez que lo hagas, vive ese instante como la mejor muestra de ti mismo.

Baila... solo, con tus hijos, con tu pareja.. Baila con amigos, con la escoba o contigo mismo frente al espejo.

Baila... en tu casa, en la calle, en las fiestas, bajo la lluvia. Aunque te sientas triste o desanimado, aunque haga frío, aunque haga calor o estés cansado.


Les comparto estos tres videos imperdibles de personas que nos muestran que bailar no es imposible, solo hay que desearlo y ponerse en movimiento. Claro que a veces, el talento ayuda, no lo vamos a negar.







Hoy bailé con mi pequeña hijita, nos tomamos de las manos, nos miramos, nos imitamos. Hoy bailé con mi pequeña hijita, nos divertimos como nunca lo habíamos hecho antes. Terminamos tiradas en el piso riéndonos a carcajadas, exhaustas, felices.

     Cundo bailes comenzarás a soñar de la cabeza a los pies..





26 de diciembre de 2013

Sin prisa pero sin pausa...



Aquí estoy, pasó un tiempo bastante prolongado… No nos olvidamos de Arcanastu, no lo abandonamos, solo lo dejamos descansar.

Pero ya es hora de volver, el tiempo que tanto me apremió en los últimos meses, está ahora a mi favor. Fin de año es una época difícil para las maestras de nivel inicial, creo que por algún tiempo hasta nos olvidamos de quienes somos (es que aquí en Argentina, con la finalización del año, termina también el ciclo lectivo). Y no solo para nosotras, también para quienes están a nuestro lado diariamente. Realmente, quien comparta esta profesión conmigo sabrá bien de qué hablo.
Nuestros maridos se convierten en verdaderos profesionales, tanto de la docencia como en el rol de “amos de casa”. Claro que sin su ayuda sería aún más difícil…

Pero soy de las personas que creen que todo es posible, así que pude sobrevivir y aquí vuelvo a escribir.

Justo, justo en una época muy especial del año. Ya ha pasado una de las fiestas tan esperadas… A propósito de esto.. ¡Feliz Navidad para nuestros amigos blogueros y lectores de Arcanastu!.

Por lo general es tiempo de balances, análisis de lo vivido, proyectos para el nuevo año, pero a decir verdad, la vida continúa latiendo al mismo ritmo. Quizás es la necesidad de subsitir y creer que todo comienza de cero, que las cosas mejorarán el año próximo y que la vida puede dar un giro de ciento ochenta grados con tan solo cambiar un numerito en el calendario.

Cada uno vive de manera distinta y única estas fechas.

Hay quienes se invaden de nostalgia y recuerdan  a aquellos seres queridos que ya no están o momentos no tan gratos vividos en el año, haciendo que la fiesta se convierta en una reunión en la que la tristeza toma protagonismo.

Hay otros que creen que, cual Cenicienta, al dar las doce de la noche, todo cambiará mágicamente, no se sabe bien si para bien o para mal, pero el cambio está asegurado.

Están aquellos que prefieren rodearse de cuanta gente se cruce en su camino ese día: familiares, vecinos, comerciantes del barrio y todo aquel que crea que cuantos más seamos, mucho mejor. Lo importante es festejar. Todos están invitados.

Y no olvidar a quienes prefieren la soledad y una botella (o varias…) de una buena bebida que les haga olvidar sus penas…

Voy a intentar aferrarme a la creencia de que lo mejor está por venir. ¿Y por qué no desear que las cosas vayan cada vez mejor?
Para no desentonar con el clima festivo, me atrevo a hacer un pequeño balance..

2013… Un año para mí un poco extenso, por momentos parecía que jamás terminaría (y aún no terminó). Un año con muchas sorpresas, entre ellas haber iniciado Arcanastu, habernos “atrevido”, sabiendo que el tiempo libre no es lo que más abunda en nuestras vidas. Era solo cuestión de encontrar el momento, de buscarlo si no estaba tan a mano. Escribir para el blog fue de lo mejor que me pasó en 2013. Descubrí que podía expresar de una manera distinta y llegando a muchas otras personas, mis pensamientos, mis inquietudes, mis ideales y todo lo que tuviera ganas de decir.

2013… Un año lleno de progresos, en el que vi crecer a mis hijos en forma vertiginosa. Cada uno en la etapa que está transitando. Pero crecieron y mucho.

2013… Difícil a veces,  pero lleno de momentos plenos. Esos momentos únicos que uno quisiera congelar. Cosas que pasan desapercibidas quizás para algunos, pero que dentro de uno sellan algo mágico, sensaciones que nunca vamos a olvidar. Debo tener suerte, porque este año estuvo lleno de estos pequeños momentos en los que muy bajito me dije a mí misma: "vas por buen camino, no abandones esta ruta”.

2013… Un año que da lugar a otro nuevo año, se entrelazan, continúa la vida. Voy a seguir caminando, buscando, aprendiendo, viviendo, sin prisa pero sin pausa.

Toda ocasión es propicia para saludar y regalar deseos de prosperidad, así que un cariño muy grande para todos nuestros amigos de este mundo tan fascinante y para quienes por algún motivo han llegado hasta aquí para leernos.

¡Buen 2014!





25 de noviembre de 2013

GP de Brasil: Carrera - Final de Temporada 2013


Se cierra el telón, se encienden las luces, todos se marchan a casa en silencio. El show ha terminado por este año.
Emocionante Brasil, imprevisible Interlagos. Un circuito donde todo puede pasar, pero sea lo que sea será espectacular.

Hoy vivimos una carrera a la altura de las expectativas, teniendo en cuenta lo poco que se jugaba a nivel campeonato. La lluvia caída durante la clasificación de ayer había agitado un poco las cosas y había permitido al Ferrari de Alonso acercarse un poco más a los puestos nobles, aquellos que se bañan en champagne al terminar la jornada.

Vettel, Webber y Alonso, protagonistas del último podio del año.

Fernando partía pero su compañero de equipo escaso de fortuna solo había podido ubicar a su lerdo F-138. Una lástima para Felipe que justo deseaba despedirse de la escudería del “cavallino” lo más arriba posible.

En la largada quedó patente algo muy sutil y evidente para otros: Herr Vettel, el todopoderoso rey de la velocidad, arrogante y egocéntrico germano tetracampeón del mundo le teme a alguien. Parece que no está del todo seguro de sus fuerzas cuando el que está detrás de él es Fernando Alonso.
En cuanto las luces se apagaron, todos los esfuerzos de Seb se concentraron en bloquear al Ferrari que partía . Y tal fue su afán por lograrlo que en la maniobra perdió su primera posición en manos de Rosberg que partía .

El otro Mercedes, el de Lewis Hamilton, también aprovecho la poco ortodoxa largada del poleman para adelantar un lugar y colocarse delante de Alonso.

Esta situación duró tan solo una vuelta y al final de la misma, como si fuese una coreografía ensayada previamente, Vettel y Alonso superaron a ambos Mercedes simultáneamente en el primer paso a velocidad por la recta principal. Un espectáculo para los ojos. Estaba nublado, hacía calor, pero no llovía.

Adelantamiento doble en la recta principal de Interlagos. Un lujo poco frecuente.

Cuando encontró pista libre, el campeón del mundo hizo lo que sabe hacer mejor, activó el modo Scalextric en su RB-9 y comenzó a hacer diferencia sobre sus perseguidores. A razón de un segundo por vuelta.

Por su hubiera pocos nubarrones en el cielo, sobre el circuito el Lotus de Romain Grosjean comenzó a producir una espesa y blanquísima nube. Su motor había dicho basta y era el fin de temporada menos deseado, demasiado prematuro para el joven piloto francés que demostró en varias ocasiones del año no dudar en hacerle frente a quien sea que tenga delante. La poca fiabilidad y escasa regularidad fueron los puntos débiles de Lotus en esta temporada.

Mark Webber también se despedía en Interlagos, de Red Bull y de la Fórmula Uno. El australiano partió en el lugar y después de perder una posición en la largada comenzó a subir el ritmo y pareció mucho más centrado que en carreras anteriores. Quizás su motivación era saber que hoy terminaba un ciclo, duro y difícil junto a un compañero con quien jamás congenió. Finalmente pasó la línea de meta, con lo cual selló su tercer lugar en el campeonato de pilotos, por delante de Hamilton.

Massa tampoco pareció el mismo de siempre hoy, atacó, superó y defendió posiciones como no lo hizo en otros momentos del año o de su carrera. También se despedía, pero de Ferrari. Casi diez años en la Scudería y ahora deja la primera línea de batalla para subirse a un Williams. Claro que cada año las cosas son diferentes y un coche que hoy no es bueno el año próximo, con nuevas reglamentaciones y diseño puede ser ganador. Pero seamos realistas, Williams no está en su apogeo y si bien puede mejorar tampoco esperemos milagros. Massa quizás busca un par de años más en la F1 y luego adiós.
Y para mayor motivación, hoy Felipe corría en su casa, en su tierra, con su gente arropándolo. Tan vehemente fue su lucha sobre el circuito que en el fragor de la batalla descuidó la trazada ideal por defenderse de los constantes ataque de Lewis Hamilton y en ese afán pisó la línea blanca doble de entrada a boxes. Sólo con una rueda de su coche.


Las normas de la FIA son claras al respecto, eso está prohibido y debe sancionarse. Pero a veces las normas son elásticas, depende quien las lea y a quien se apliquen. Felipe no tuvo suerte y su error no fue pasado por alto, debió hacer un drive-thru con lo que perdió una casi segura oportunidad de subirse al podio frente a su gente y en su despedida de Ferrari.
Primero estaba furioso, ¡Increíble! gritaba por la radio, pero todos conocemos a Massa y sabemos que se resigna pronto. La penalización fue bien aplicada, pero otros cometieron el mismo pecado sin sufrir las consecuencias. Justicia injusta.

Con el paso de las vueltas la humedad ambiente subía por encima del 80%. Después de la primara parada en boxes Alonso se había colocado en 2º lugar, por detrás de Vettel y delante de Webber. La ilusión le duró poco y es que el Red Bull de su amigo corría más. El tercer escalón del podio parecía el único destino posible para el piloto español.

Entonces llegó la segunda parada en boxes, algo que los de punta prefirieron demorar todo lo posible especulando con la llegada de la lluvia y así poder montar directamente los intermedios. La lluvia no llegó y una vez más al mejor piloto del mundo mundial se le corrió la máscara. El equipo esperaba a Webber pero Vettel consideraba que era él quien debía entrar al box porque su coche ya no volaba tan alto. La gula. Todo lo devora y no existe nadie más.
El dorado alemancito paró en boxes cuando le salió de los huevos, sus mecánicos tuvieron que correr a buscar sus neumáticos porque tenían preparados los de Webber, perdió cerca de diez segundos e hizo esperar a su compañero detrás. Fue la penúltima trastada que le haría al australiano.

Nada importaba, su RB-9 estaba programado para ganar y eso haría.

Como caído del cielo. Así le llegó este título mundial a Sebastian Vettel.

Vettel afirma que no le importan los records, que no le interesan los números, que no desea superar las marcas de Schumacher a de cualquier otro. Miente. Y quizás está bien que así sea, un piloto debe pensar primero en ganar, pero la hipocresía y falsa modestia no son bien vistas.

Una leve llovizna empezaba a rociar el suelo de Sâo Paulo, insuficiente para cambiar el resultado que ya estaba sellado.

La carrera había terminado y entonces llegó la que para mí fue la mejor parte. Webber se quitó el casco y el protector antiflamas para dar la vuelta de honor con el viento pegándole en la cara. Genial. Con la satisfacción de la tarea cumplida y recorrió sus últimos metros sobre un monoplaza de Fórmula Uno como quien sale a dar una vuelta en su convertible.

Mark Webber fue para mi el único protagonista de la imagen del día.

En otro lado de la pista y por cuarta vez consecutiva, festejando el título mundial más fácil de la historia de la F1, Sebastian Vettel robaba cámara haciendo sus donuts. Quizás debería haberse ido al parque cerrado con un perfil más bajo sabiendo que Webber y Massa eran más protagonistas que él en esta última carrera, pero su arrogancia no se lo permitió.

Esas son las cosas que al público en general no le gustan, alimenta los comentarios negativos en foros y provoca que muchos lo piten en el podio y otros quieran arrancarle el índice cuando lo levanta para enseñarle a todo el mundo que ha vuelto a ganar en el coche más rápido por enésima vez. Hoy es en número uno pero la gente no lo quiere; creo que muy en su interior sabe aún no ha demostrado nada y lo remarca con sus gestos y actitudes mezquinas sobre el circuito.

El carisma no se adquiere ganando carreras. Quien no sepa lo que significa esa palabra, que la busque en el diccionario.

Quedan como anécdotas de esta última carrera que Button haya colocado a su McLaren , la mejor ubicación que ha conseguido en 2013. Hamilton estuvo cerca de quedarse con el tercer lugar del campeonato pero fue sancionado (sin razón para mí) por un roce con uno de esos pilotos que están allí para que haya 22 sobre la pista. Kovalainen mostró que no fue fácil llenar el lugar que dejó vacío Räikkönen en Lotus. McLaren fue el único equipo que obtuvo un 10 en fiabilidad, finalizando todas las carreras con ambos coches en pista, lamentablemente el rendimiento no acompañó. Max Chilton con su Marussia también cruzó la meta en todos los GP del año, pero aún así acabó último del campeonato, sin puntos.

Dos despedidas de diferente tenor. Gracias a ambos.

2014 vendrá con cambios de normativa y novedades como todos los años. Deseo que Fernando Alonso obtenga su tercer campeonato del mundo, pero antes deseo que las cosas sean más parejas, más competitivas y más cristalinas. Que no haya manejos subterráneos que despierten sospechas de quienes fielmente seguimos este deporte año tras año.

Debajo los resultados del Grande Premio do Brasil 2013.








Los Autores Somos


Button_F1

Entradas del Blog